Altavoces inalámbricos de arcilla hechos a mano para amplificar el “sonido de la tierra”

Altavoces inalámbricos de arcilla hechos a mano

Pocas formas de arte tienen la capacidad de sonar tan bien como aparentan. Estos altavoces combinan técnicas de cerámica tradicionales con la tecnología inalámbrica mas moderna. El nombre único de estos altavoces de arcilla, Mapuguaquén, proviene de la lengua mapudungun y significa “sonido de la tierra.” El diseñador chileno Pablo Ocqueteau los moldea en un torno de alfarero, manteniendo vivas las tradiciones formas de fabricación. Lo que viene a demostrar que hay alternativas para que la moderna tecnología no deba siempre dañar en su desarrollo y fabricación al medio ambiente.

[Leer más…]

Fairphone: El teléfono que quiere cambiar el mundo

Fairphone

Este smartphone tiene un ciclo de vida más largo, es fácil de reparar, cuenta con un programa propio de recolección y reciclaje, permite a los usuarios adquirir partes por separado evitando así que los equipos antiguos dañen el medio ambiente. Trabajan directamente con comunidades e instituciones en el Congo para garantizar que los minerales que se obtienen son en condiciones de comercio justo.

Hoy en día existen más teléfonos que personas en nuestro planeta. Hay más de siete mil millones de teléfonos en el mundo. Una tecnología que ha traído grandes beneficios, pero también grandes perjuicios para el medio ambiente, impactos negativos que no todos sabemos. No todos conocemos el gran impacto negativo que esta industria tiene en nuestro planeta:

[Leer más…]

Baterías de ion-aluminio. Más rápidas, más capacidad, más seguras, más baratas y flexibles

Baterías de ion-aluminio

Fotografía: Mark Shwartz, Precourt Institute for Energy, Stanford University.

Científicos de la Universidad de Stanford han publicado los primeros resultados de los avances logrados con baterías de ion-aluminio de altas prestaciones, de carga rápida, larga duración y más barata. Una alternativa a las baterías (pilas alcalinas y baterías de iones de litio) utilizadas en la actualidad.

Este sistema permitirá crear baterías más seguras, flexibles, y con una vida útil que multiplica por 7 la de la tecnología que usamos hoy en día llegando a los 7.500 ciclos, lo habitual en las de litio son unos 1.000 ciclos. A esto se añade su alta resistencia a las recargas rápidas, con un primer prototipo que ha logrado ser recargado en apenas dos minutos.

[Leer más…]