Heineken cube, por una cerveza mas sostenible

Heineken cubo cerveza

Petit Romain, diseñador industrial francés, cansado de botellas redondas en paquetes de seis unidades difíciles de apilar y poco eficientes en su transporte, imaginó una botella de Heineken cuadrada. Y dicho y hecho, Petit diseñó el llamado Cube.

No es la primera vez que alguien trata de mejorar la tradicional botella de cerveza de Heineken. En la década de 1960, Heineken sacó al mercado una botella de cerveza rectangular con forma de ladrillo de vidrio. En el 1963, el empresario Alfred Heineken y el arquitecto John Habraken diseñaron Heineken Wobo, una botella rectangular de vidrio que posteriormente podía ser utilizada como material de construcción.

heineken-wobo

Heineken cube

Alfred Heineken pensó en este envase después de una visita al Caribe donde vio playas llenas de botellas y observó también que escaseaban los materiales de construcción. Decidió crear una botella que pudiera reciclarse utilizándola como ladrillos para la construcción.

No es la primera vez que hablamos de construir con botellas de cerveza: Royal Pavilion Morrow. Edificio realizado con botellas de cerveza / Wat Pa Maha Kaen. El templo de las botellas de cerveza tienes dos ejemplos.

Similar a aquel diseño, el concepto Heineken Cube ofrece un almacenamiento óptimo para su transporte, así como para el consumidor o el profesional.

heineken cube sirviendo cerveza

Es difícil discutir que las botellas de cerveza cuadradas serían mucho más fácil de transportar y apilar, ahorrando dinero a las empresas en el envío, con una reducción de las emisiones de carbono y en el precio final de los consumidores.

En definitiva, un envase que hace el transporte y almacenaje mucho mas eficiente, y que podría ser también apta para construir con pequeñas modificaciones.

Emium-1-ecoinvento

Este envase me recuerda mucho a EMIUM, un envase Modular Interconectable de Usos Múltiples del que ya hablamos hace algún tiempo. A simple vista, parece una pieza gigante de Lego. Pero esta invención constituye un ingenioso recurso que posibilita la reutilización eficaz de los envases descartables, gracias a la particularidad de constituir, una vez vacío, un módulo con calce a presión, que permite encastre con otros envases de iguales características.

Visto en: complex.com

Trackbacks